Este masaje consiste en manipular los puntos y zonas erógenas repartidas en todo el cuerpo, sin aproximarse al área genital.

Sirve para canalizar la energía sexual, con el objetivo de sanar en forma de meditación el propio cuerpo.

Al canalizar la energía, también es apto para emplearlo como terapia.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted